La creatividad es una fortaleza que se vuelve la mejor herramienta de trabajo para todos los campos en los que nos desempeñemos, tanto en la vida laboral como en la personal. Se vuelve tan vital que cuando la sabes utilizar todo parece tener una solución visible, sumado a una buena cuota de trabajo para lograrlo y es que a través de esta gran herramienta en cualquier área en la que te desenvuelvas se pueden ver claramente notables y grandes resultados, que cada día cobran más valor y generan alta diferenciación.

En nuestros workshops trabajamos con personas de diferentes áreas y profesiones, la creatividad es dada a cualquier ser humano y puede ser potenciada a través del trabajo diario con diferentes ejercicios que exigen desprenderse y salir de la zona de confort, dejando atrás el ego y soltándose a un nuevo campo donde el tiempo fluye porque despierta en ti un niño que parece resolver jugando.

Uno de los principales inhibidores que encontramos para la creatividad es el EGO, el apego a lo que ya se conoce, un gran temor a no ser el mejor en las ideas, en los dibujos (la creatividad no tiene nada que ver con dibujar mejor que otros, la creatividad es dada por las ideas), a hacer el ridículo en el equipo de trabajo. Es por esto que iniciamos las jornadas con ICEBREAKERS (ejercicios simples de calentamiento) con el fin de sacar a las personas de su rutina, de ponerlas en otro campo de acción, también les pedimos cambiar sus códigos de vestuario para que se sientan más relajadas o dispuestas a trabajar, pero ante todo prohibimos usar la palabra NO.

Cuando trabajamos y co-creamos con más personas, es clave dejar atrás el rol de tu vida y concentrarte en sumar desde tu experiencia para que en equipo se generen ideas más potentes y grandiosas. Si te quedas en esa zona dirigida por el ego, pocas veces construirás ideas innovadoras e impactantes, ya que se omiten opiniones por temor a la burla, te controla el miedo para aportar, por más locas que parezcan tus ideas siempre serán importantes ya que en estos procesos ninguna opinión es mala. Recuerda que las buenas ideas, la creatividad y la innovación vienen cuando más de una forma de pensar se unen para construir en equipo mejores resultados para todos.

Al final, la creatividad es la conexión de experiencias, todo lo nuevo que creamos se basa en momentos que hemos vivido, visto o compartido. La clave está en saber conectar y sintetizar para co- crear. Prueba ordenando algo nuevo en un restaurante, toma una nueva ruta a casa, haz algo con lo que no estés familiarizado y compártelo, las ideas están ahí esperando un equipo dispuesto a encontrarlas.

“Las ideas en este caso no son de nadie, son un proceso de co-creación y aquí cambiamos el yo, por el nosotros”

RECOMENDADOS

Artículos Relacionados